Suministro de agua

Actualmente, MINA, Aigües de Terrassa, cuenta con más de cien mil clientes/as que forman prácticamente la totalidad de la ciudadanía de Terrassa y parte de su comarca natural y suministra en alta a los municipios de Abrera y de Matadepera, y en baja a los de Terrassa, Ullastrell, Viladecavalls, Rellinars y, de forma parcial, Vacarisses.

El caudal que suministra procede, aproximadamente en un 90%, del río Llobregat. Del resto, una parte es recogida por la red de minas que recorren Terrassa de norte a sur y otra procede de pozos ubicados en el mismo término municipal o de compra en alta a otras empresas gestoras.

 

Vista exterior de la Estación de Tratamiento de Aguas Potables, antes y después de cubrir los decantadores en 2013


El caudal procedente del río Llobregat (superficial o subálveo) se capta en Abrera, donde se dispone de una Estación de Tratamiento de Aguas Potable (ETAP), de distintos pozos de captación, de una estación de tratamiento de agua subvalvia (o agua de pozo) y de una central elevadora.

 

El proceso de producción de agua destinada al consumo humano en la ETAP se puede dividir en los siguientes subprocesos: Captación de caudales, oxidación, adición de reactivos para facilitar la floculación, adsorción con carbón activo en polvo, decantación, filtración mediante carbón activo y post cloración seguida de elevación del agua producida hacia la Central Elevadora, también se incluye el tratamiento de efluentes del proceso. Todos estos subprocesos están descritos y sometidos a estrictos controles, para asegurar el buen funcionamiento del proceso global.

 

Captación de caudales.

 

Para poder captar agua para ser tratada en la ETAP, se debe asegurar que cumple los requisitos mínimos establecidos en el RD 1541/1994. En definitiva, hay que saber si el agua cruda disponible es potabilitzable o no en nuestras instalaciones y con los procesos implantados en ellas.

 

Adición de oxidante.

 

En nuestro caso se tratan los caudales de entrada con permanganato potásico, cuya finalidad es la eliminación de materia orgánica por oxidación.

 

Adición de reactivos para la floculación.

 

Posteriormente a la oxidación se adiciona al agua el coagulante y el floculante necesario para que, en los decantadores, se produzca la sedimentación de la Materia en Suspensión presente en el agua, a la velocidad deseada.

 

Adición de carbón activo en polvo.

 

Dentro de los decantadores se adiciona carbón activo en polvo para eliminar materia orgánica mediante adsorción.

 

Decantación.

 

La separación de la Materia en Suspensión presente en el agua se realiza en los decantadores. Las partículas más pesadas, agrupadas en copos, caen al fondo, mientras que el agua limpia sobrenadante es evacuada por los aliviaderos presentes en la parte superior.

 

Filtración.

 

A continuación el agua es conducida hacia los filtros de carbón activo, donde llega por gravedad, y se reparte de manera uniforme entre todos los que estén operativos en cada momento. La filtración se produce por gravedad. El carbón activo actúa sobre el agua con dos mecanismos a la vez: el mecánico, impidiendo el paso de partículas todavía en suspensión y el fisicoquímico por adsorción de compuestos químicos, muchas veces orgánicos, disueltos en el agua sobre la superficie de los granos de carbón activo. Una vez filtrada el agua va a parar a un depósito de almacenamiento.

 

Desinfección.

 

El agua filtrada necesita ser clorada para asegurar la presencia de agente desinfectante residual libre, de acuerdo con la legislación vigente.

Se realiza en el depósito de almacenamiento de la ETAP con el objetivo de inhibir crecimientos biológicos en el depósito y también antes de ser enviada a la Central Elevadora.

 

Tratamientos de efluentes.

 

Los efluentes producidos, lodos, en los diferentes procesos de potabilización son tratados en la estación de tratamiento de fangos, donde son deshidratados antes de llevarlos a vertedero y/o reciclaje.

 

Los procesos de potabilización generan un rechazo en forma de lodos o fangos que, de acuerdo con los compromisos explicitados en nuestra política medioambiental, se depuran en una Estación de Depuración de Aguas Residuales propia (EDAR ), antes de devolver el agua el río y los lodos secados, se valorizan como materia prima para la producción de cemento y como subproducto para la restauración de actividades extractives. Así, en 2012 se sustituye la disposición en vertedero como vía de gestión para la valorización como subproducto. Se mantiene la gestión como materia prima para cementeras que , pese a no ser considerada como subproducto por la Agencia Catalana de Residuos, desde el punto de vista ambiental es una opción con menos impacto que la disposición en vertedero.

 

El objetivo es que esta vía de valorización de los lodos de clarificación del agua como subproducto sea la mayoritaria en los próximos años.

 

Evolución de las toneladas de lodos gestionados como subproducto, materia prima de cementera y disposición en vertedero los años 2012 y 2013

 

El agua que se obtiene de los pozos situados en el arenal del río es filtrada por las arenas y gravas de la misma cauce. En la estación de tratamiento de agua subálvea es donde tratan estas aguas. Se lleva a cabo una oxidación con permanganato potásico para eliminar la materia orgánica disuelta, el agua se filtra con arena y se añade el cloro para asegurar su potabilidad. Seguidamente se envía a la central elevadora de Abrera.

 

Estación de Tratamiento de Agua subálvea

 

Además, también podemos comprar agua ya tratada a la empresa pública Aigües Ter-Llobregat. La red regional que se ha desplegado nos permite adquirir agua en dos puntos, uno situado en nuestra Central Elevadora de Abrera y el otro en Terrassa.

Todos los caudales que se concentran en la Central Elevadora, son bombeados a Terrassa mediante un sistema formado por 16 bombas de 400 Kw de potencia y un caudal unitario de 100 l/s cada una permite salvar un desnivel, desde Abrera a Terrassa, de 270 m a través de tres canalizaciones de transporte. Estas canalizaciones emergen de la Central Elevadora de Abrera y alcanzan, por varios caminos, los depósitos generales de Terrassa pasando unas por Ullastrell y otras por Viladacavalls.

 

Bombas de impulsión de la Central Elevadora de Abrera

Bombas de impulsión de la Central Elevadora de Abrera


Estos depósitos están situados en Can Boada y en Can Poal y, entre los dos, permiten almacenar un total de 31.000 m³ de agua. En ambas ubicaciones existen sendas estaciones elevadoras con el fin de aportar agua a las cotas más elevadas de la ciudad, o poblaciones cercanas, además de estar ambas interconectadas a través de una tubería de 600 mm de diámetro.

 

Construcción del depósito de Can Boada en 1945

Construcción del depósito de Can Boada en 1945


Desde Can Boada se alimentan por bombeo otros depósitos situados en las zonas más altas del territorio, como son el de Can Colomer, Zona Alta-Grípia, polígonos Nord y Matadepera, esta última suministrada en alta. Y desde Can Poal, a Can Palet de Vista Alegre,  Les Carbonelles y Les Martines.

 

Vista de Terrassa desde el depósito de Can Colomer

Vista de Terrassa desde el depósito de Can Colomer


Cabe incidir en los tres pozos de captación de Can Parellada, desde donde el agua pasa al depósito y se inyecta en la red local del polígono industrial y de la zona residencial de Can Parellada, aunque, a través de la misma, queda también conectada al depósito de Can Poal. También existe otra zona de captación de agua de pozos en Can Guitard, donde disponemos de una planta de tratamiento y la estación elevadora para inyectar los caudales allí captados, en la red de distribución de la zona sur de Terrassa. Desde el punto de compra de agua en Aigües Ter-Llobregat hasta Terrassa, se alimenta la estación elevadora de Els Bellots para complementar las necesidades de caudal que no puedan ser satisfechas desde Abrera. Esta central elevadora, de hecho, inyecta caudales tanto en la red que suministra desde Can Poal como en la que procede de Can Boada.

Actualmente incluso se aprovechan los caudales de las minas de captación que existen en Terrassa. Una de ellas, la que llega hasta la sede social de la compañía, aporta un 6% del total del consumo de Terrassa.

 

CONTROL DE CALIDAD Y TRATAMIENTO DEL AGUA

 

Para garantizar la potabilidad del agua de consumo, la Dirección Técnica del Laboratorio elabora el PAG: "Protocolo de Autocontrol y Gestión del Abastecimiento", que recoge por cada Zona de Abastecimiento las diferentes actividades de análisis a realizar en sus diferentes puntos (ETAP, pozos, depósitos cabecera y regulación, red de abastecimiento...) fijando el tipo de análisis y el número de determinaciones por año en función del volumen y la población abastecida a partir de la legislación vigente, Real Decreto 140/2003. Además, MINA, Aigües de Terrassa ha desarrollado varios manuales de APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) para la captación y tratamiento de agua de consumo que establecen los planes de vigilancia y las medidas a adoptar para prevenir la aparición de un peligro y evitar sus consecuencias.

 

Desde la captación del agua hasta la entrega final a nuestros clientes se ha establecido una serie de controles y análisis para garantizar su potabilidad según la legislación vigente. Estos controles son diversos y muy variados y de diferente complejidad; desde controles de parámetros en continuo, hasta complejos análisis donde interviene instrumental sofisticado y que requieren de personas técnicas altamente cualificadas.

 

Analizando el agua en el laboratorio de Terrassa y realizando una medida "in situ"

 

El control de calidad del agua y de su proceso de tratamiento se lleva a cabo mediante:


- El Laboratorio de Abrera, donde los análisis las realizan por parte de los/las analistas del laboratorio, los operarios/as y los equipos de proceso.
- La toma de muestra y el análisis en el Laboratorio de Terrassa.
- Las medidas "in situ". Realizadas por personas que hacen la toma de muestra y personal de turno.

- Los análisis en continuo, en las diferentes estaciones de tratamiento , depósitos y red de distribución. Los datos se envían al telecontrol y se pueden consultar desde el PC.

 

Equipos de medida en continuo

 

Garantizamos la calidad sanitaria del agua las 24 horas del día los 365 días del año.

Los depósitos de reserva alimentan las redes de distribución, estos permiten suministrar agua a los usuarios/as finales a través de los más de 650 kilómetros de tuberías que discurren por las calles de la ciudad de Terrassa.

La dimensión y la complejidad de las instalaciones técnicas que gestionamos, junto con el alto nivel de garantías de servicio y sanitarias que queremos ofrecer a nuestros clientes/as, convierten en imprescindible una gestión de telecontrol de nuestras instalaciones. Contamos con un complejo sistema de telecomunicaciones que concentran datos permanentemente en un centro de control vigilado las 24 horas del día por personal especializado y debidamente formado para afrontar las posibles incidencias que puedan presentarse y para que el servicio al usuario/a final no se vea afectado.

Los municipios que abastecemos son:

TERRASSA: Municipio de 215.269 habitantes con una superficie de 74,650 km².

RELLINARS: Municipio de 701 habitantes con una superficie de 18,04 km².

ULLASTRELL: Municipio de 2.030 habitantes con una superficie de 7,32 km².

VACARISSES: Municipio de 6.260  habitantes con una superficie de 40,54 km².

VILADECAVALLS: Municipio de 7.397 habitantes con una superficie de 20 km².

MATADEPERA: Municipio de 8.784 habitantes con una superficie de 24,00 km².